Implantología

 

El implante dental es un tornillo hecho de titanio. El titanio tiene la propiedad de ser aceptado por el organismo y de unirse al hueso. 

El implante reemplaza a la raiz dental.  Una vez colocado y esperado el tiempo de oseointegración se realiza el elemento protético que va a reemplazar a la parte visible del diente, que es la corona.

El implante puede servir para reemplazar una pieza individual, puede servir para hacer sobre el un puente, o para rehabilitaciones totales.